MMS Ecuador

MMS Ecuador


Centro comercial Quitus Local 100 Calle San Gregorio y Versalles, cerca de la Universidad Central - Puerto Quito - Pichincha - Ecuador

Telefon:0994132271
Die MMS besteht aus zwei reichlich und preiswerten Komponenten: Natriumchlorit (NaClO2), mit Wasser auf 28% verdünnt und einer schwachen Säure (Zitronensäure, Essig, Zitrone). Wenn sie in sehr kleinen Anteilen kombiniert (beginnend mit einem Tropfen von jeder Komponente), eine Gas als Chlor (ClO2) Kohlendioxid gebildet wird. Nach zwei Stunden wird das Chlordioxid Wasser und Kochsalz. Bevor dies geschieht, nach 1 bis 3 Minuten unter Verwendung eines Gemischs (je nach Vertreiber des Produkts) hergestellt, Wasser oder Apfelsaft ohne Vitamin C (schwächt die Wirkung von MMS) und schluckte.




El MMS consta de dos componentes abundantes y baratos: clorito sódico (NaClO2), diluido en agua a un 28%, y un ácido débil (ácido cítrico, vinagre, limón). Al combinarlos, en proporciones muy pequeñas (empezando con una gota de cada componente), se forma un gas llamado dióxido de cloro (ClO2). Pasadas dos horas aproximadamente, el dióxido de cloro se convierte en agua y sal de mesa. Antes de que esto suceda, tras 1 o 3 minutos de haber realizado la mezcla (dependiendo del distribuidor del producto), se le añade agua o zumo de manzana sin vitamina C (debilita el efecto del MMS) y se ingiere.
Según su descubridor, este gas genera un potente efecto desinfectante interior que mata a todos los patógenos anaeróbicos que puedan encontrarse en el cuerpo, protegiendo las células y bacterias sanas. Esta selección la hace basándose en la diferencia del PH corporal: en un estado sano nuestro cuerpo tiene un PH entre 7, 35 y 7, 5 (neutro); si enfermamos, baja de 7, lo que facilita la reproducción de bacterias, parásitos y virus. El dióxido de cloro destruye los microorganismos patógenos, preservando las células sanas y fortaleciendo el sistema inmunológico. Una vez dentro del organismo, se libera en el estómago y viaja a través de la sangre por todo el cuerpo, buscando selectivamente el terreno ácido para reaccionar, destruyendo bacterias, desnaturalizando virus y oxidando parásitos y hongos patógenos. Al ser neutralizados, estos microorganismos se expulsan por la piel, riñones o colon.
Cumplida su misión, el dióxido de cloro se elimina en forma de agua y sal común, sin dejar rastros. No tiene efectos secundarios ya que la fuerza oxidativa del dióxido de cloro no alcanza para dañar el equilibrio vital del organismo, aunque si el organismo está demasiado deteriorado o acidificado, o si se acaba de ingerir algún fármaco, la ingesta del compuesto puede causar “estrés oxidativo”, el cual se manifiesta con diarreas, vómitos o nauseas; malestares que pasan al cabo de unas horas o bajando la dosis en las próximas tomas.

 
 

Nuestras Páginas Amarillas en Español

Les invitamos visitar también:
^